Prensa FCA. 1.2.17.- Un ejemplo de escritor y periodista es el exponente humanístico venezolano Cecilio Acosta, quien cumple hoy sus 200 años de nacido en San Diego de Los Altos, estado Miranda. El artista junto a Andrés Bello y Rafael María Baralt, fue uno de los creadores de la máxima expresión de nuestra lengua y fue un inspirador idealista que dejó establecer su nombre por todo lo alto en conjunto de todas sus obras.

Hijo de don Ignacio Acosta y de doña Juana Revete Martínez, fue criado por un núcleo familiar de carácter humilde, donde se desarrolló sus convivencias en una pequeña aldea de los Altos Mirandinos, lugar que actualmente es un museo histórico.

Cecilio Acosta inició su carrera religiosa, filosófica y de abogacía en la Universidad Central de Venezuela, finalmente en el siglo XIX es cortejado como el exponente del humanismo venezolano y escribió artículos para la prensa difundiendo reflexiones sobre la división política del país entre liberales y conservadores, tales textos como La época, El liberal y El centinela de la Patria. No obstante, se desempeñó como secretario de la facultad de humanidades de la Universidad Central de Venezuela e impartió clases de economía política y de legislación universal. Algunas de sus obras más destacadas fueron Cosas sabidas y cosas por saberes, Caridad o frutos de la cooperación de todos al bien de todos, Influencia del elemento histórico-político en la literatura dramática y en la novela, entre otros.

Después de su muerte en 1881 el 21 de julio, José Martí le dedicó un ensayo publicado en la Revista Venezolana. A partir de 1937 sus restos descansan en paz en el Panteón Nacional. La actualmente Universidad Católica Cecilio Acosta consagra su nombre a este destacado poeta venezolano, que hace recordar uno de sus lemas más expresados en 1868: “No queremos que la tiranía, que busca tinieblas, tenga adoradores, ni la ignorancia, que la sirve, prosélitos”.