Prensa FCA. 19.02.18.- Un día como hoy, pero en el año 2014, el pueblo venezolano, estuvo de luto tras conocer el sensible fallecimiento de Simón Narciso Díaz Márquez, conocido por todos como el Tío Simón, quien falleció a sus 85años de edad, por complicaciones de salud.

Hoy más que nunca, la cultura venezolana mantiene vigente el gran legado que ha dejado este célebre venezolano que enalteció el nombre de Venezuela alrededor del mundo, por sus famosas canciones como “Caballo viejo”, que fue traducida en más de 150 idiomas.

Simón Díaz, nació el 8 de agosto de 1928, en Barbacoas, estado Aragua. Desde temprana edad se dedicó a entonar canciones sobre el profundo amor que tenía por la sabana.

Su padre fue el maestro Juan y su madre Doña María, quienes tuvieron 8 hijos. Simón, vivió toda su vida alrededor de las manifestaciones musicales de sus familiares.

La obra de Simón es considerada como uno de los legados más importantes, tanto para la música popular venezolana como para el repertorio musical del resto del continente.

Además de componer y cantar, trabajó en teatro, televisión y cine. El más popular de los programas de Televisión fue Contesta por Tío Simón, el cual se transmitió por 11 años a través de la señal de Venezolana de Televisión, entre los años 1970 y 1980.

En la composición y canto fue conocido mayormente por el rescate de la Tonada Llanera, a la cual se dedicó enteramente a difundirla, estudiarla y componerla hasta constituirla en un auténtico género musical.

Su récord discográfico cuenta con más de 70 producciones musicales, pero también son innumerables las actuaciones artísticas que ha realizado a lo largo de su carrera, compartiendo escenarios con estrellas de fama mundial.

Su repertorio lo conforman piezas como El becerrito, Tonada de luna llena, Tonada de cabrestero, Mercedes, Mi querencia, Luna de Margarita, La yegua blanca, Sabana, Todo este campo es mío, La pena del becerro, El alcaraván, por citar algunas.

Simón Díaz, además de ser el personaje icono de la venezolanidad, es también uno de los compositores populares más valiosos y universales de América Latina, convirtiéndose así en una referencia obligada y pieza indiscutible de la historia de la música popular, tanto en Venezuela como en el resto del mundo.
Durante su trayectoria, fue merecedor de diversos premios tanto nacionales como internacional, entre ello se destacan la Orden del Libertador en su Orden de Gran Cordón que es la máxima condecoración que otorga el estado venezolano. En el año 2008, se hizo acreedor del Grammy Latino a la Trayectoria, gracias a la postulación desde un portal de Internet donde se recaudaron firmas para ese galardón. En el año 2012 el Estado venezolano le otorga el Premio Nacional de la Cultura, Mención Música, el máximo premio en materia de cultura.

Sin duda, el Tío Simón seguirá sembrando sus grandes aportes culturales al país y es por eso que cada institución cultural trabaja, a través de la diversidad del arte, mantener la memoria del gran Simón Díaz.