Prensa FCA. 19.03.18.- Este lunes 19 de marzo murió el artista plástico venezolano Mateo Manaure, autor de la mayoría de los murales que adornan la Ciudad Universitaria, a sus 91 años.

Este destacado artista, nació en Uracoa, estado Monagas, el 17 de octubre de 1926. Desde temprana edad, mostró una clara vocación y talento para la pintura. En 1941, ingresó a la antigua Escuela de Artes Plásticas y Aplicadas de Caracas, allí, se destacó por su desempeño y trabajó como asistente personal del maestro de las Artes Gráficas, Pedro Ángel González.

Desde entonces, ha participado en diversas exposiciones colectivas e individuales en varios salones oficiales. A partir de 1943, fue merecedor de múltiples premios y reconocimientos por su trabajo. En 1947, viajó a París y participó activamente en el movimiento formado por el grupo de artistas “Los Disidentes”. Cuando regresó a Venezuela, fundó el Taller Libre de Arte junto a otros artistas plásticos venezolanos.

En 1950, comenzó a trabajar para la Ciudad Universitaria en la creación de múltiples murales, policromías y vitrales realizados dentro del concepto de abstraccionismo geométrico, que representaba en aquel momento la vanguardia artística de nuestro país. A comienzos de la década de los sesenta, retornó al arte figurativo con su serie “Suelos de mi tierra”, a lo cual siguió un período de experimentación con un tipo de collages fotográficos que denominó “Sobremontajes”. De esta época son sus principales obras de tendencia surrealista, especialmente objetos y cajas.

La abstracción geométrica no quedó sin embargo interrumpida y fue así como en 1976 presentó en el MACC sus “Columnas policromadas”, en el marco de una investigación de orden constructivo que el pintor continuó con sus más recientes trabajos geométricos presentados en 1994 en la Galería Durban.

En lo sucesivo, se ha dedicado por completo a su producción artística, así como a la docencia en diversas áreas y casas de estudio. Su amplia trayectoria lo ha consagrado como uno de los más admirados y respetados creadores venezolanos, le han otorgado innumerables reconocimientos y premios: Premio para pintura; Premio Nacional de Artes Plásticas; Premio José Loreto Arismendi; Premio John Boulton; Premio Arístides Rojas; Premio Federico Brandt; Primer premio Marcos Castillo; Premio Galería Acquavella; Premio Armando Reverón; entre otros.

En el año 1996 el estado venezolano le confiere el mayor reconocimiento en el área cultural otorgándole el Premio Nacional de Cultura en la mención de Artes Plásticas.

El año 2009 se inaugura el Museo de Arte Contemporáneo Mateo Manaure, en Maturín, Estado Monagas.