Prensa FCA. 18.5.18.- Tal día como hoy, conmemoramos los 227 años de la siembra de la heroína de la independencia, Josefa Camejo, quien luchó por la libertad e igualdad en Venezuela.

Esta valerosa mujer nació en Aguape, Pueblo Nuevo. Educada en Coro, donde recibió una esmerada educación. Posteriormente, continúo sus estudios en Caracas. Durante su estadía en la Capital se produjo la revolución del 19 de abril de 181º0, la cual, a partir de los 19 años, fue integrante de la Sociedad Patriótica.

En el año 1811 viajó con su madre a Barinas, donde se encontraba su tío Monseñor Mariano de Talavera y Garcés. Allí ante la amenaza de los realista de invadir la ciudad, reunió a un numeroso grupo de mujeres, con el compromiso de participar en la lucha armada.

Viají a Mérida, donde contrajo matrimonio con el prócer Juan Nepomuceno Briceño Méndez. A partir del año 1814, se refugia en Bogotá para dar a luz a su primer progenitor, se mantuvo en tierra vecinas, hasta que se vociferó triunfante a la capital el padre de la Patria, Simón Bolívar.

Nuestra heroína, regreso a Barinas, para continuar a pie de lucha. En ese entonces, a mediados del año 1821, Rafael Urdaneta, encomienda a Camejo la tarea de levantar la provincia de Coro a favor de la independencia, la cual, cumplió de manera exitosa. Logrando el pronunciamiento del Pueblo Nuevo en la Península de Paraguaná el 3 de mayo de 1821.

Finalmente, Camejo murió en el año 1862, según lo relatado por historiadores, en la Ciudad de Bolívar.

Gracias a la Revolución, liderada por el Líder Eterno, Hugo Chávez, los restos de Josefa Camejo fueron trasladados al Panteón Nacional, en el marco de la celebración del Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo del año 2002.