La capital venezolana vio nacer, el 31 de enero de 1947, a quien se convertiría en una ilustre y talentosa bailarina: Evers Mayora Sanz, quien a los 12 años inició sus estudios de ballet clásico con la profesora Belén Lobo, en el Teatro Municipal de Caracas, destacándose por su destreza en la ejecución en el ballet.

No pasó mucho tiempo para que fuese transferida a la Academia Internacional de Ballet, en donde obtiene una beca de estudios permanente, otorgada por la directora Irma Margoth Contreras, en reconocimiento de su talento para la ejecución de las piezas musicales.

Se gradúa con honores en la Academia Interamericana de Ballet en 1967. Posteriormente, en los años 70, viajó a EEUU gracias a una beca que recibió por parte del Gobierno para realizar estudios de perfeccionamiento. Por su talento natural, trabajó en calidad de “Estrella Invitada” en distintas compañías de ballet de la Costa Atlántica de los Estados Unidos con The Alexander Nigodoff Ballet Company, The Princeton Company y otras.

En 1977, Evers regresa a Venezuela y participa como bailarina principal en el Ballet Internacional de Caracas, invitada por el maestro coreógrafo Vicente Nebrada y realizando posteriormente giras por Argentina, Colombia, Brasil, Haití, EEUU y Canadá. Seguía cosechando éxitos y es designada por el maestro coreógrafo John Buttler para desarrollar el rol principal en Carmina Burana y Después del Edén.

Su carrera continuaba en ascenso y su habilidad es requerida en otros escenarios. Para 1978 representa a Venezuela con el Ballet de Caracas, en la inauguración del Complejo Cultural Andre Malraux en Paris, Francia. También recibió la invitación de la gran Alicia Alonso para participar (en dos ediciones) en el Festival Internacional de Ballet de la Habana, debutando con coreografías de la maestra María Teresa Carrizo.

Finalmente, en 1979, inaugura en Caracas su Academia de Ballet Evers Mayora Estudio, dedicándose así a la enseñanza y pedagogía del ballet. Ya en 1994 inicia un proyecto en tierras guayanesas, con la dirección de la Fundación Conservatorio de Danza del estado Bolívar, avivando a niñas y adolescentes el amor hacia la danza clásica.

Por su trayectoria nacional e internacional, y los aportes en la formación como recurso humano para la danza académica y por su labor en el Conservatorio de Danza del estado Bolívar, fue reconocida con el Premio Nacional de Cultura 2014-2016, mención Danza.

Desde la Fundación Casa del Artista invitamos a todos los cultores y artistas a postularse al Premio Nacional de Cultura en sus diferentes menciones. Los interesados pueden enviar los recaudos al correo: premionacionaldeculturafca@gmail.com hasta el 14 de septiembre de 2018.