Luis Miguel Hernández / Prensa FCA.- La sala José Felix Ribas del Teatro Teresa Carreño (TTC) abrió sus puertas para recibir a la Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad y TeleSUR, quienes ofrecieron a todo el público el foro América Latina en la Mira “Unidad Frente al Fascismo”; este encuentro se organizó para rechazar la injerencia en nuestro país y los constantes saboteos que ha recibido el gigante sudamericano, Brasil.

A propósito del encuentro, estuvieron presentes tres ponentes que expusieron diversos puntos de vista sobre la influencia fascista en el mundo, y cómo estos afectan directamente el fortalecimiento de las actuales democracias en nuestra región.

El primero en tener la palabra fue Adrián Padilla, periodista de trayectoria y exrector de la Universidad Experimental Simón Rodríguez, quien versó su ponencia sobre la estabilidad democrática en Venezuela y cómo la ultraderecha, continental e imperial, orienta sus acciones en la doctrina dentro de la educación y la política.

Padilla considera que se han creado “democracias de baja identidad, implantadas por intereses neoliberales”; con esta forma, el enemigo estratégico despliega formas de la lucha. Igualmente, sentenció que 30 millones de brasileños fueron sacados de la pobreza extrema, gracias a políticas inclusivas que crean preocupación en las élites, haciendo referencia al caso de la expresidenta Dilma Rousseff.

En este mismo orden, Aline Piva, politóloga y representante del Movimiento de Trabajadores sin Tierra (MST) de Brasil, sustentó la alocución de su antecesor y planteó dos ejes de análisis, planteando una interacción interna y desde el punto de vista sociológico de los individuos, en donde resalta América Latina como un territorio en disputa. Sus ideas se centraron en la discusión del modelo neoliberal que busca EEUU con la multipolaridad.

En segundo plano, Pive asomó la idea del activismo judicial, como si fuese una criminalización de la política, porque se habla de un proceso que expone la política como algo peligroso. Apuntaló que se observan fenómenos como el de la militarización de la sociedad, latentes en Argentina.

Llegó el turno de Ana Cristina Bracho, abogada, magister en derecho público y escritora, quien coincidió en que está ocurriendo un proceso similar al Plan Cóndor pero invertido, en donde proscriben primero los líderes y luego los militares toman el proceso.

Durante sus reflexiones aseguró que estamos viviendo una situación tenaz, en donde somos el otro prohibido, un modelo negativo para las élites; Donald Trump lo dijo: “si los demócratas ganan, EEUU va a convertirse en otra Venezuela”. A propósito de esto, considera que la tecnología se ha convertido en una herramienta para lograr los convencimientos.

En la actividad estuvo presente el Ministro del Poder Popular para la Cultura, Ernesto Villegas, y diversos artistas y cultores del país, como Zhandra Rodríguez, fundadora del Ballet Internacional de Caracas; los directores de cine Román Chalbaud y Carlos Azpúrua y Lilia Vera, cantante del folclor venezolano.

En el marco del foro de intelectuales y artistas, el presidente de la Fundación Casa del Artista y constituyente, Roberto Messuti, quien pertenece a la Comisión de Identidad Cultural, señaló que la paz solo es posible entendiendo que todas y todos somos necesarios para lograrla, respetando los distintos puntos de vista, la diversidad cultural y las distintas ideologías.

“Hay que estar alerta, pareciera que el monstruo del fascismo se erige en las mentes de quienes anhelan el poder por el poder. El despertar de los pueblos ha revivido al fascismo que brota de la cobardía de los sin razón. Nosotros somos punta de lanza, ejemplo de dignidad viva que seguiremos venciendo junto a nuestro presidente Nicolás Maduro Moros”.