Prensa FCA / Luis Miguel Hernández. –  El hombre desde siempre ha sentido el deseo de expresarse de alguna manera y con ciertas manifestaciones espontáneas y naturales se dieron lugar a las primeras expresiones artísticas, y con el impulso de las políticas de atención y reconocimiento, el pueblo creador venezolano ha encontrado una nueva y revolucionaria Casa del Artista de puertas abiertas para recibir a todo aquel que realice trabajos culturales.

La diversidad que existe en el mundo es infinita, en cualquier lugar podemos apreciar trabajos importantes de pinturas, esculturas, relieves y acrílicos, por mencionar algunos. Hacemos mención en que se considera arte a toda creación que exteriorice lo que el ser humano quiere trasmitir, con expresiones que tienen que ver con lo religioso, con las guerras o quizás con la vida cotidiana. Para completar este compendio de herramientas, se deben tomar en cuenta la diversidad de los materiales utilizados en cada trabajo artístico, esto incluye cualquier material que esté al alcance de las necesidades de cada artista, cultor y creador.

También se puede observar que la danza, el teatro, la escultura, el dibujo, la música, la literatura, arquitectura, entre otras, forman parte de las manifestaciones artísticas del ser humano. El arte popular en Venezuela ha sido influenciado por diversas culturas. Entre ellas: la cultura autóctona de los aborígenes y la cultura africana; las manifestaciones culturales estaban asociadas a los asuntos espirituales de la población y la pintura ofrecía temas e imágenes sagradas como expresión gráfica; las tradiciones artísticas que desarrollaron los pueblos estaban influenciada por las condiciones geográficas, climáticas, las costumbres, la religión y las tradiciones.

En el país, los artistas más representativos de la historia fueron: Juan Lovera, Martín Tovar y Tovar, Antonio Herrera Toro, Emilio Maury, Arturo Michelena y Cristóbal Rojas. Para 1912, se experimenta el nacimiento del Círculo de Bellas Artes, y entre sus fundadores destacan: Rafael Aguín Pedro Básalo, Manuel Cabré y Cruz Álvarez García. Vale destacar que para el momento, Armando Reverón se encontraba realizando estudios en España.

Partiendo de este momento histórico, podríamos decir que el pintor Armando Reverón (1889-1954) fue quien inició a Venezuela en una verdadera modernidad pictórica. La renovación que planteó el ilustre venezolano tiene su equivalente en la escultura de Francisco Narváez, con sus obras se dio a conocer las tallas que se caracterizan por la síntesis de las formas y una tendencia hacia la estilización geométrica.

De esta manera, se desarrollaron diversas menciones para premiar y reconocer el trabajo continuo y representativo de cada artista dentro de las artes plásticas. Como el Premio Nacional de Pintura, galardón anual que se otorgaba a diversos artistas plásticos del país, siendo uno de los primeros Premios Nacionales de Cultura que se entregaron a partir de 1940.

JUAN ALBERTO CALZADILLA PNC

Juan Alberto Calzadilla. Premio Nacional de Cultura, mención Artes Plásticas 2014-2016

También se unió a este ínterin el Premio Nacional de Artes Plásticas, que nació en 1947 y específicamente reconoce el campo del dibujo, grabado y trazado pictórico. Desde su creación, la entrega se realizaba anualmente, hasta que, en el año 2001, se entrega de manera bianual y ha mantenido la misma frecuencia hasta nuestros días. Por si fuera poco, el Premio Nacional de Cultura, que otorga la FCA desde el año 2007, ha reconocido el trabajo de Pedro Briceño, quien recibió el galardón en 1964 y Antonieta Sosa en el año 2000, más reciente en el bienio 2014-2016, se le asignó a Juan Alberto Calzadilla.

Por todos estos aportes, la FCA mantiene firme su compromiso con ese sentir artístico y de expresiones, que cada creador aporta para la construcción del patrimonio cultural de nuestro país.