Prensa FCA / Luis Miguel Hernández. – La Casa del Artista está de fiesta, pues su presidente, el constituyente Roberto Messuti, celebra dos años de gestión al frente de la casa que reúne artistas, cultores y creadores, cumpliendo los objetivos acordados con el presidente Nicolás Maduro Moros el 19 de febrero de 2017.

“Van dos y los que faltan” es el slogan que oficializa la nueva y revolucionaria Casa del Artista, cumpliendo las metas de Atención al Artista con los programas de Atención Integral a la Salud que ha atendido 5 mil personas aproximadamente, con las jornadas de salud y visitas domiciliarias.

El departamento de Formación y Capacitación, con una meta de 12.654, ha masificado los talleres en todo el país conjuntamente con los gabinetes culturales, de aquí se desprenden charlas, conversatorios, foros y cine foros, capacitación y profesionalización con referentes culturales en diversos espacios, dirigidos a niñas y niños, jóvenes artistas, creadores y cultores, vinculados con las diversas disciplinas del quehacer artístico y valores socialistas.

Además, han desarrollado el Programa de Capacitación para la Valoración y Defensa de las Manifestaciones de Tradiciones y sus Portadores y, a su vez, Programa Permanente de Certificación de Saberes Empíricos, que busca resguardar el patrimonio universal de todos los venezolanos que construyen con sus manos.

Por su parte, la coordinación de la Oficina de Atención al Ciudadano, positivamente ha dado respuesta a los casos de 4.112 personas, desde el último bimestre del año 2016, hasta el tercer trimestre de 2018, esto se ha dado de manera presencial, vía telefónica, en línea a través del correo electrónico fca.atencionalciudadano@gmail.com y de calle, con los talleres, conversatorios, certificaciones, servicios de salud, muestras artísticas, entre otras.

En este mismo orden de ideas, con la aplicación de las políticas incluyentes, el Proyecto de Promoción y Defensa de los Derechos a los Artistas ha servido de plataforma para dar respuesta a más de 4 mil sujetos cuando se presentan problemas de asesoría legal, su labor se reconoce por ser una instancia que promueve valores de igualdad que, a su vez, se ven reflejados con la unión de instituciones hermanas en cuanto a la estabilidad y mejoramiento de la calidad de vida de los artistas, cultores y creadores que son atendidos por la FCA.

Con la protección de nuestro pueblo, el Registro Socioeconómico de Artistas, Cultores y Creadores (Reseacc), ha llevado a cabo la aplicación de políticas incluyentes que responden a las necesidades de salud, vivienda, seguridad social, ingresos, entre otros, estos datos son indispensables para la formulación de planes, programas y proyectos que genera la institucionalidad cultural. Sus objetivos han sido desarrollados a nivel nacional y han registrado a 18 mil personas aproximadamente.

En cuanto a planes de remodelación y acondicionamiento de la planta física de la FCA, se han realizado mejoras en la fachada del edificio, acondicionamiento y embellecimiento en las salas que posee la institución: Juana Sujo, Fernando Gómez y Doris Wells. Otros espacios han sido rehabilitados, como la Terraza Casa del Artista para brindarle a todas y todos, un lugar de esparcimiento para beneficio del país.

Como complemento de los proyectos impulsados para nuestro pueblo creador, se encuentra el Programa de Reconocimiento y Motivación, que mediante un estudio arduo y en conjunto con diversas instituciones culturales, protege y reconoce a los artistas, cultores y creadores con el Premio Nacional de Cultura, el cual se otorga desde el 2007 a través de nuestra institución; durante tres décadas se ha respaldado el trabajo de los creadores, agregando en este bienio 3 nuevas categorías para ampliar el universo de postulados que optan por el galardón.

Los trabajadores que conforman la gran familia Casa del artista respaldan los dos años de gestión del presidente Roberto Messuti frente a la casa que brinda oportunidades y ofrece propuestas incluyentes para todo el conglomerado artístico y cultural que hace vida en el país, en cuanto a la preservación e impulso de la memoria cultural de nuestra patria libertadora.

Seguimos construyendo la labor de una casa incluyente, que celebra la dedicación y el trabajo de todos los hombres y mujeres de esta tierra mágica.