Prensa FCA / Luis Miguel Hernández. – Hombre incansable y comprometido con la Revolución Bolivariana, fiel amigo del Comandante Eterno Hugo Rafael Chávez Frías y partidario de las causas justas, Alí Rodríguez Araque desde siempre siguió el camino de la lucha y cumplió su misión en este plano. La familia Casa del Artista, se une a la pérdida de un baluarte y ejemplo de nuestra Patria.

Rodríguez Araque ejercía funciones como embajador de Venezuela en Cuba, siempre mantuvo firme su honestidad y sirvió de ejemplo en el manejo de las relaciones de reciprocidad con la isla caribeña, que datan desde los comienzos de la Revolución y han marcado un precedente en la historia de las relaciones de cooperación en el ámbito social y cultural.

Este importante abogado y político ocupó importantes cargos como ministro y diplomático. Durante su paso por Unasur, demostró habilidades que lo hicieron merecedor de reconocimientos, no en vano, egresó de la Universidad Central de Venezuela en 1961 como economista.

Con su valentía y dedicación, escribió importantes capítulos de la historia nacional y su legado se mantendrá presente en la vasta geografía de una Patria libertadora, llena de hombres y mujeres luchadores y comprometidos con el fortalecimiento de las bases sociales de un plan que se encamina hacia senderos de igualdad.

Su ímpetu de lucha mantendrá perenne su espíritu en cada amanecer de nuestra tierra. Paz a su alma.