Prensa FCA / Luis Miguel Hernández –  La Fundación Casa del Artista con la construcción de políticas de desarrollo para todo el conglomerado artístico del país, ha integrado líneas de acción que reflejan la atención y el acompañamiento integral; desde la Coordinación de Formación y Capacitación, se desprende el proyecto de Certificación de Saberes Empíricos que ha recorrido el país visibilizando y preservando los conocimientos de artistas, cultores y creadores.

Para visibilizar el trabajo de estos hombres y mujeres, la FCA desde el año 2016 ha llevado a cabo este proyecto de gran envergadura, para la nueva y revolucionaria Casa del Artista, la certificación de saberes empíricos sigue siendo uno de los grandes desafíos que se adaptan a las exigencias del modelo de desarrollo socio-productivo, un eje importante para la dignificación y la revalorización del trabajo artístico y cultural que desarrolla cada cultor.

Es importante destacar que cada una de las manos creadoras, declamadores, cantantes y actores, en la mayoría de los casos no posee credencial alguna que avale sus conocimientos y trayectoria cultural; partiendo de esta premisa, por el constante clamor de nuestro pueblo creador, la FCA asumió este reto para concebir y formular una propuesta significativa y lleva de valor con el compromiso de una preservación idónea.

Su concepción está guiada por la carta magna, el espíritu de la Ley del Plan de la Patria 2013-2019 y los Estatutos Sociales de la FCA; por tal razón, es de total relevancia y se sostiene con la normativa vigente para la ampliación de nuevos espacios y experiencias que dan lugar a nuevas experiencias de desarrollo potencial para cada ser humano que desee expresarse libremente en la sociedad.

Unificando los procesos de transformación social, en consonancia con la identidad nacional y los valores dentro de la sociedad, se aplican herramientas importantes para lograr el reconocimiento de las personas; esta revisión, se pasea por una evaluación con el carácter de la mesa técnica que, busca un reconocimiento universal de todas y cada una de las manifestaciones dispuesta en un solo escenario.

Para ampliar y consolidar los objetivos generales del programa, su aplicación se fundamenta con tres fases:

1 – Reconocimiento de saberes: inscripción, registro de aprendizaje, trayectoria educativa, experiencia y actividades desarrolladas.

2 – Sistematización de saberes: se ordena el conjunto de capacidades y conocimientos implicados en la acción.

3 –  Comprobación y certificación de saberes: mediante el análisis del trabajo se realiza la revisión de portafolio u otros documentos probatorios.

El proceso de certificación de saberes culmina con el levantamiento del acta y suscripción de la misma con los miembros de la Mesa de Certificación. Luego de este proceso, los certificados serán ratificados por el presidente de la FCA, Roberto Messuti.

Con este universo de caracteres, para la preservación de los valores tradicionales del Pueblo venezolano, se construye una base con los Estatutos Sociales de la Casa del Artista, que tienen como objetivo fundamental la atención y el acompañamiento integral del artista nacional en cuanto a su formación y mejoramiento profesional en procura de una mayor calidad de vida.

 

En este mismo orden de ideas, el propósito de la certificación de saberes dentro de las diversas áreas del quehacer artístico, se constituyen mediante el accionar de la experiencia de los artistas, cultores y creadores que dejan una huella imborrable en cada paso que transitan; así sucesivamente, el Estado venezolano valida y reconoce las distintas creaciones, trabajando de la mano articuladamente con los Gabinetes Culturales y entes descentralizados en materia cultural, cada uno de sujetos activos representa lo que se hace y lo que se sabe.

Los saberes empíricos se han masificado a lo largo del tiempo, cada actor implicado ha construido los conocimientos con la práctica de diversas disciplinas artísticas que representan una región, un estado, una ciudad y en general una nacional libre y soberana como nuestra Patria grande.

Los saberes empíricos se han masificado a lo largo del tiempo, cada actor implicado ha construido los conocimientos con la práctica de diversas disciplinas artísticas que representan una región, un estado, una ciudad y en general una nacional libre y soberana como nuestra Patria grande.