Prensa FCA. (05.10.17). – Cada 5 de octubre, se conmemora la memoria el Natalio de la escritora, Ana Teresa de la Parra, conocida también por su seudónimo “Fru-Fru”.

Esta emblemática escritora de la literatura venezolana, nació el 5 de octubre del año 1889, en París, Francia. De apenas 3 años de edad, sus padres Rafael Parra e Isabel Sanoja, decidieron emigrar a Venezuela, en una hacienda cercana de El Valle de Caracas.

Al morir su padre en el año 1906, Teresa viaja a España para cursar sus estudios en el colegio Sacré Coeur de Valencia. Luego de culminar sus estudios, se dirigió a París donde permaneció un tiempo antes de regresar a Caracas. Ya para el año, 1915 comienza su carrera literaria, al escribir varias obras firmadas como “Fru – Fru”. En 1924, es condecorada por el primer premio en un concurso de escritores por su novela Ifegenia, la cual fue publicada por el Instituto Hispanoamericano de Cultura Francesa en París, ese mismo año.

En 1927, viaja a Cuba para representar a nuestro país en la Conferencia Interamericana de Periodista por su manuscrito “La influencia oculta de las mujeres en el Continente y en la vida de Bolívar”. En 1928 regresa al continente europeo donde comenzó a escribir su segunda novela titulada Memorias de Mamá Blanca.

Ya para el año 1929, se encuentra de vuelta en Venezuela, con la desgracia de ser diagnosticada con tuberculosis, por lo cual decide trasladarse a Suiza para cubrir con el proceso de recuperación, donde reside, casi hasta su muerte.

Parra, contribuyó con el desarrollo literario de nuestro país con la introducción del humor irónico en sus obras, donde se convirtió en el contraste del toque serio y amargado de la época.

En el año 1947, sus restos fueron trasladados a Caracas en el Cementerio General del Sur, posteriormente, el 7 de octubre de 1989 fueron sepultados en el Panteón Nacional.

Sin duda, Teresa de la Parra, es considerada la máxima exponente de la escritura de nuestro país, la escritora venezolana que plasmó el valor de la mujer en la literatura.