Prensa FCA 09.10.17.- Ernesto Guevara, conocido por el “Che Guevara”, fue un médico, político y escritor argentino que revolucionó el concepto del socialismo en la América Latina.

Hijo de Ernesto Guevara y Celia de la Serna, nació el 14 de junio de 1928 en Rosalia, Argentina. Desde muy temprana edad tuvo influencias sobre el socialismo, despertando el interés en ramas sobre el bienestar social como la medicina y la política.

La guerra Civil española lo puso en contacto con la realidad política y social del mundo, recorriendo 4 mil 500 kilómetros por las regiones más pobres de Argentina, abriéndole los ojos ante la desigualdad y la discriminación.

La medicina en su vida, lo impulsó alcanzar su objetivo en la vida; ayudar a todos e incluir el cambio social a través de una revolución latinoamericana. El periodismo formó parte de su vida, incluso durante sus largos días de lucha en la Sierra Maestra en Cuba.

El Che era un marxista autodidacta que luchó por el socialismo para reemplazar al capitalismo. Es el ícono de la izquierda en América Latina y el mundo. Rechazó las injusticias y la rebeldía ante un sistema que generaba y aún genera profundas desigualdades sociales.

El Che fue capturado y ejecutado de manera clandestina en Bolivia, por orden de la CIA, mientras impulsaba la instalación de focos guerrilleros en el país suramericano el 9 de octubre de 1967. La muerte no fue suficiente para acabar con el respeto y admiración por el líder revolucionario y su papel en la historia.

Aún después de su muerte, el Che y sus ideas siguen vivos en los movimientos que reclaman un cambio en las estructuras de poder.

Los avances de los gobiernos progresistas en América Latina muestran un claro ejemplo de heroísmo y honestidad que ha llegado a los jóvenes y adultos que luchan para lograr una sociedad de justicia social.