Prensa FCA. 18.10.17.- El Día Mundial de la Protección de la Naturaleza se celebra el 18 de octubre de cada año, desde 1972 con el objetivo de motivar la responsabilidad ambiental sobre la protección y cuidado de los espacios naturales que tienen valores singulares de paisaje, fauna, vegetación o geomorfología, que son amenazados por distintas causas.

El origen de la celebración se remonta a 16 de marzo de 1972 cuando el expresidente de Argentina, el general Juan Perón, desde su exilio en España dirige una carta al entonces secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Kurt Waldheim.

En ella Perón expresaba que “ha llegado la hora en que todos los pueblos y gobiernos del mundo cobren conciencia de la marcha suicida que la humanidad ha emprendido a través de la contaminación del medio ambiente y la biosfera, la dilapidación de los recursos naturales, el crecimiento sin freno de la población y la sobreestimación de la tecnología. Es necesario revertir de inmediato la dirección de esa marcha, a través de una acción mancomunada internacional.

Y es que todas esas amenazas son debido a las actividades humanas, tales como: contaminación química, incremento de la urbanización por aumento de la población humana, complejos industriales y turísticos, y sequías, incendios, inundaciones y otras perturbaciones asociadas al cambio climático por el calentamiento global.

En Venezuela el Instituto Nacional de Parques (Inparques), adscrito al Ministerio para Ecosocialismo y Agua (Minea), es el ente rector en el manejo de los ecosistemas frágiles, Áreas Bajo Régimen de Administración Especial (Abrae), Parques Nacionales y Monumentos Naturales, preserva la vida en los espacios protegidos, a fin de garantizar una sociedad solidaria, respetuosa y amante de la paz,  en aras de alcanzar el mayor nivel de satisfacción biopsicosocial del ser humano, sin destruir el equilibrio ecológico en nombre del desarrollo y la producción, en una sociedad socialista.