Nuevamente, Caracas será escenario de un festival de jazz gracias al esfuerzo mancomunado entre el Conservatorio de Música Simón Bolívar y el Complejo Cultural Teresa Carreño, quienes en conjunto ofrecerán el “Jazz Venezuela”, desde el próximo 26 de noviembre hasta el 3 de diciembre.

Este espectáculo contará con la participación de aventajados alumnos de las orquestas que alrededor de este género forman parte del instituto adscrito al Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela. Estas orquestas son: el Ensamble de Música Venezolana y del Mundo “Mestizo”, dirigido por Gerardo Chacón; el Ensamble de Jazz y Fusión “Nova”, a cargo de Rodolfo Reyes; la “Venezuela Big Band Jazz”, conducida por Noel Mijares; la Orquesta Infantil y Juvenil Latina Simón Bolívar, bajo la batuta de Pedro Moya y la Simón Bolívar Big Band Jazz, con Andrés Briceño al frente.

Justamente, con Andrés Briceño conversamos para indagar sobre la fiesta de este género musical surgido en Luisiana, al sur de Estados Unidos, en el siglo XIX, y expandido por todo el planeta durante el siglo XX.

Muy entusiasmado, el experimentado baterista y cofundador de la Simón Bolívar Big Band Jazz, que cumplirá 10 años el 27 del mismo mes, nos comentó que “el concepto a presentar es un proyecto de jóvenes, de una nueva generación de músicos, que está indagando en el jazz, que nosotros estamos adaptando a nuestra música, nuestra identidad. Por otro lado, la gran satisfacción porque son niños entre 8 años y jóvenes de 25, que van a tener la oportunidad de estar en su primer festival de jazz, y eso nos llena de mucha alegría porque son jóvenes que están trabajando diariamente, como se trabaja académicamente, todos los días, con un horario, cosa que nunca había pasado en Venezuela”.

Ante la pregunta sobre el origen de este proyecto, Briceño nos aclaró que “el Sistema de Orquestas tiene ya 42 años trabajando en lo que es la preparación de los jóvenes, en lo concerniente a la música clásica, pero, desde hace 10 años para acá, a través de conversaciones con el maestro José Antonio Abreu, nos permitió que se abrieran las puertas para la música popular, en este caso el jazz, siendo la Simón Bolívar Big Band Jazz el primer proyecto que nace con este estilo. De allí surge la LatinoCaribeña, después la Afrovenezolana, la Orquesta de Rock, Mestizo, Nova, y así, todos los semilleros que se están generando a partir de esa idea”.

Precisa Briceño que el festival comprende conciertos, clínicas y charlas. “En las clínicas, los profesores van a estar explicando sobre el género, en las charlas disertarán acerca de la historia del jazz en Venezuela, el jazz en Europa, en el mundo, incluso el jazz en Latinoamérica.

Va a ser muy completo, un trabajo bien pensado, prudente, sabio, para que el público participe y vea que esto no es una moda, es un trabajo que se viene haciendo desde hace 10 años.

El festival estará reforzado con la presencia de invitados especiales, entre ellos: Gerry Weil, Gonzalo Micó, Gian Faraone, Leonel Ruiz, Roberto Jirón y Alfredo Naranjo. Según Andrés Briceño, “todos ellos, que han trabajado en el jazz por años, están siendo asimilados en este proyecto juvenil para que entonces se haga, se presente ante el público de que hay una hermandad, que hay una unidad, de que hay un engranaje entre los maestros y los alumnos”.